despacho@jmpabogados.com          

19 May
Nulidad de despido con motivo de acción previa del trabajador.

Nulidad de despido con motivo de acción previa del trabajador.

En reciente sentencia dictada por el Tribunal Constitucional en enero de 2016, se entra a conocer del procedimiento en el que una trabajadora suscribió varios contratos concatenados de naturaleza temporal durante un largo periodo de tiempo con su empleador.


Con motivo de ello, ésta, presentó la correspondiente demanda judicial con el fin de pretender que dicha relación temporal, se transformase en una relación de carácter indefinido.


Recibida la demanda, la empresa procedió al despido de la trabajadora fundamentando el mismo en causas de carácter disciplinario.

 


Dentro del plazo legal, la trabajadora presentó demanda por despido nulo y subsidiariamente improcedente, fundamentando la nulidad del despido por quebrantamiento de la indemnidad por parte del empleador amparada en el artículo 24 de la Constitución Española.


El artículo 53.4 del Estatuto de los Trabajadores, establece que cuando la decisión extintiva del empresario tuviera como móvil algunas de las causas de discriminación prohibidas en la Constitución o en la Ley o bien se hubiera producido con violación de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador, la decisión extintiva será nula, debiendo la autoridad judicial hacer tal declaración de oficio.


De lo anterior, se deduce que la empresa debe ser precavida sobre todo en aquellas situaciones en las que ha sido demandada previamente por el trabajador, pues en caso de proceder a su despido, y de que éste presente demanda, tendrá que acreditar la  aportación de una justificación objetiva y razonable, suficientemente probada, de las medidas adoptadas y de su proporcionalidad, lo que situaría al empleador frente a una doble posibilidad:


i.    O bien trata de probar que su comportamiento no ha provocado la violación de ningún derecho fundamental del trabajador.

ii.    O, por el contrario, trata de demostrar que concurre algún tipo de circunstancia de entidad suficiente para justificar el acto empresarial que excluya cualquier sospecha de trato atentatorio del derecho fundamental en cuestión.


En el caso enjuiciado, el Tribunal Supremo resolvió entendiendo vulnerado el derecho de indemnidad del trabajador, y declarando la nulidad del despido con las consecuencias inherentes al mismo.


(Simbolito Civil) 15 de Abril de 2016